Soy un asesor de marketing, por lo que el título de este post no debería sorprender, pero permítame empezar con el por qué no habría que contratar a un asesor.

Los asesores y consultores no son magos. No busques a alguien para tu marketing si tu producto no tiene sentido. No esperes a que un asesor o consultor entre a escena y te consiga más clientes si no tienes una metodología que te permite destacarse. Y por último, no hay que contratar a un asesor o consultor para que puedas abdicar el papel tan importante de la mercadotecnia a un “experto”.

Un buen asesor o consultor no tomará tu dinero a menos que crean que realmente te pueden ayudar y no importa lo que creas que es tu necesidad principal, debes contratar a un asesor o consultor para ayudarte en las siguientes 5 áreas:

Necesitas una estrategia real

Un buen asesor o consultor exigirá que pases tiempo en la construcción de una base firme con base a la estrategia antes de proponer una serie de tácticas destinadas a elevar el tráfico. Hasta que encuentres una manera de cambiar el contexto de cómo tu cliente ideal ve lo que haces, encontrarás que tus esfuerzos de marketing nunca parecen tomar impulso.

Necesitas menos objetivos

Un buen asesor o consultor te ayudará a determinar tu trabajo con la prioridad más elevada en rentabilidad y tus objetivos más urgentes según el lugar donde quieres estar en un año, en tres años, en cinco años – no la próxima semana. Y, un buen asesor o consultor se asegurará de que el número de objetivos prioritarios en un momento dado se quede muy, muy pequeño.

Tienes un déficit de recursos

A veces en el mundo del “hazlo todo tu mismo” de las pequeña empresas es difícil detectar las áreas que requieren ayuda externa. Tu quizás puedas ser capaz de configurar tu boletín de noticias, añadir plugins para WordPress y crear gráficos básicos para tus redes sociales, pero todo este trabajo en realidad te roba el enfoque el trabajo que te otorgué las más elevada ganancias.

Claro, esas cosas mencionadas arriba pueden necesitar ser atendidas, pero un buen asesor o consultor te ayudará a dejar de hacer las cosas que son mejor manejados por otros. De hecho, puede ser que te ayuden a convertirte en el CEO de nuevo!

Necesitas resolver o mejorar tu conversión

Este puede ser mi punto favorito. Demasiados dueños de negocios, y por desgracia algunos asesores y consultores se centran en el tráfico y en los likes cuando la más alta prioridad debe ser la conversión. Cuando puedas encontrar la manera de conseguir que los visitantes y prospectos de tu sitio web respondan a tu presentación de ventas para comprarte podrás construir un negocio significativo.

Una vez que tengas la estrategia adecuadas de conversión establecidas podrás comprar anuncios que incrementen el tráfico con confianza en el hecho de que puedas conseguir dividendo de dichas conversiones.

No puedes enfocarte

Uno de los secretos ocultos de la asesoría y consultoría es que una parte de ti, simplemente necesita a alguien que te ayude a administrar – alguien que te ayude a documentar tus metas y objetivos y luego te pueda golpear con una especie de palo cuando andes vagando con nuevas ideas y redes sociales, porque a veces mantener la concentración pareciera demasiado aburrido.

Los mayores beneficios se logran cuando tu enfoque comienza a producir resultados. Un buen asesor o consultor demandará métricas vinculadas a objetivos y te ayude a procesar y entender el valor global que se derivan de alcanzar tus metas.

Contratar un Asesor de Marketing

Comentarios