Crear contenidos para un blog es un trabajo inagotable. Cada vez que has publicado una nueva entrada, tienes que ponerte a trabajar en la siguiente publicación. Es un ciclo que nunca para y con unos plazos muy exigentes, ya que un bloguero puede estar produciendo nuevos textos una o más veces por semana.

Como producir nuevos posts es una prioridad en todos los blogs, es habitual dejar de prestar atención al contenido ya publicado. Sin embargo conviene hacer una revisión periódica de las entradas y poner a punto aquellas que más lo necesiten.

Posts Antiguos

Posts Antiguos

Comentarios